Desde el 21 de abril de 2015 Google comenzó a valorar y a premiar en su posicionamiento a aquellas páginas web adaptadas en formato “Responsive", es decir, que estuvieran correctamente optimizadas para ser visualizadas en cualquier dispositivo móvil, mejorando así la experiencia de navegación de los usuarios.

Teniendo en cuenta que hoy el 71 por ciento de búsquedas anuales se realizan a través de dispositivos móviles o tabletas resulta imprescindible disponer de una página web correctamente optimizada.



Domingo, Deciembre 16, 2018







« Atrás